¿Cuándo y porqué debo llevar a mi hijo a un especialista en ortodoncia?


La primera revisión que debemos hacer a un niño con un especialista en ortodoncia sería alrededor de los 7-8 años, ya que es cuando los incisivos superiores e inferiores definitivos están empezando a salir y a su vez es un momento de crecimiento óseo importante, lo cual nos permitirá detectar de forma precoz  cualquier problema que pudiera existir y de esta manera corregirlo a una edad temprana.

Si todo es correcto en esta primera revisión, con una revisión anual sería suficiente para controlar que los dientes están saliendo de una forma adecuada.

Ya le hemos llevado a revisión y va a necesitar ortodoncia ¿Qué técnicas y materiales existen?


Una vez que valoramos el estado de la boca podemos optar por dos tipos de aparatos:


- Removibles. Son de material acrílico que en la parte final tienen unos pequeños ganchos metálicos que se sostienen en los molares para una correcta sujeción . Estos van a ayudar a corregir los posibles defectos óseos aprovechando que el  hueso está en continuo crecimiento, como un problema de paladar estrecho, que es el responsable de una mordida cruzada posterior. El mayor o menor uso que hagamos de ellos van a condicionar el resultado final ya que necesitan llevarlos puestos durante toda la noche y un mínimo de 4 a 6 horas durante el día. Por eso es bueno que el niño tenga una cierta edad y de esta forma colabore en el proceso. Cuanto más tiempo lo lleven antes y mejor se van a observar los resultados.

 - Fijos. Estos son los conocidos brackets, van unidos a cada uno de los dientes. Con ellos vamos a poder ir controlando la posición exacta de cada uno de los dientes  lo que nos va a servir para poder conseguir una oclusión perfecta. Como comentamos en el apartado de ortodoncia para adultos existen dos modelos, unos de metal y otros de cerámica. Estos últimos suelen ser los más demandados ya que resultan mejor estéticamente.

- ¿Y cuando pueden empezar a utilizar los aparatos?
A la edad de 7 años ya podemos usar los aparatos removibles, como ya hemos comentado antes es un edad en la que vamos a poder contar con la colaboración de los más peques y en la que también van a ser más responsables en el cuidado y mantenimiento del aparato.

Para los tratamientos con brackets fijos, deberemos esperar a que la dientes definitivos hayan salido y de esta forma poder lograr una oclusión perfecta.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted